sábado, junio 22

Vida extra con la misión de salvar otro balón de partido

Vacunados contra el desánimo, Real Betis Baloncesto Es un equilibrista atrevido, sin vértigo ni miedo a caer, convencido de que llegará sano y salvo al otro extremo del cable. Vive así, al límite., con fortaleza mental pero consciente de su fragilidad. Ella se ha acostumbrado y no le sienta mal. Es un optimista irredento con una fe ciega en lo que hace. En su trabajo y en la unión de un grupo se ha blindado contra las turbulencias y no le teme a nada. Con todo en contra, todo, el equipo protagonizó una espectacular remontada en la segunda vuelta que le llevó de la zona de descenso al play off de ascenso a la ACB, donde se encontró con el peor de los rivales posibles: el Estudiantes Movistar.

En Madrid, donde esperaba causar sensación, perdió los dos primeros partidos (2-0), el segundo de forma muy fea, pero en lugar de conformarse y sucumbir en la tercera ronda, mostró su carácter, expresándose en la corte el plan de juego, como le gusta decir a su entrenador, Bruno Savignani. Todo un descubrimiento, por cierto. Puso el 2-1 en esta eliminatoria a cinco jornadas, ganando de manera coral, sin protagonismo evidente, con Joaquín Rodríguez tomando ventaja, claro, pero también dejando espacio para la actuación de piezas de menor impacto por ahora en la serie. , como Dedovic, Berzins, Almazán o Pablo Marín. Llaves.

Que el Betis ganara a Estudiantes sin Kuksiks, que estaba lesionado, y sin la mejor versión de Polanco, que apenas ha podido entrenar esta semana, dice mucho del compromiso del grupo. De su crecimiento como colectivo. De ese vestuario que sigue a rajatabla el libro de estilo del entrenador y donde hay un objetivo común: llevar al Betis Baloncesto lo más lejos posible. Es la misión de este equipo que, tras forzar el cuarto punto de la eliminatoria, afronta el más complicado hasta el momento. Para igualarlo hay que salvar otro punto de partido. O gana o dice adiós. Por eso todavía está en el cable. Y con dos dificultades añadidas: el cansancio acumulado en sus piernas, aunque a diferencia del pasado domingo tendrá unas horas más de recuperación cuando el partido se juegue por la tarde; y Niveles de alerta de estudiantesel cual habrá sido reactivado tras el cortocircuito sufrido.

secundarias de lujo

El mérito del Betis es haberse levantado del golpe del segundo partido, cerrando el abismo que se abrió entre ambos equipos cuando Francis Alonso encendió en Madrid la chispa que arrasó triple a triple la defensa bética. Los de Savignani, lejos de hundirse moralmente, lo hicieron esta semana borrón y cuenta nueva. Se resetearon a nivel mental, recargaron energías, corrigieron los errores cometidos, idearon nuevas formas de dañar la defensa escolar y una vez más se reflejaron en el espejo de la competitividad coral, conjugando los verbos en plural, también en el capítulo ofensivo. , con una aportación inesperada pero agradecida y esencial de la Marín (10 puntos), Berzins (10), Almazán (11) o Dedovic (16), consagrado como el jugador más valorado de los verdiblancos. El paso adelante de la seguramente mal llamada segunda unidad ha revitalizado al Betis, que para plantar cara a un rival de la magnitud del Estudiantes necesita, de hecho, casi todos sus jugadores enchufados. Que aporten lo máximo en los minutos en cancha y encuentren su espacio, su lugar, su rol..

Como no podía ser de otra manera, porque así ha sido durante toda la temporada, el listón de dificultad sube un poco más para el saltador con pértiga verdiblanco. Para seguir alargando la racha, el Betis tendrá que repetir este domingo, en menos de 48 horas, un partido del calibre del completado el viernes. Nada vale la pena más que acercarse a la perfección. cuidando el rebote y el balón, minimizando pérdidas y generando dudas a colegiar stilettos con defensas alternativas. Hay que presionar el balón y reducir el número de asistencias, evitando los tiros libres.

Se da por hecho que Movistar Estudiantes reaccionará y que jugadores como Wintering, Dee y Sola, que anotaron cero el viernes, saldrán del oscuro agujero de la intrascendencia. Y muy buenos los tres, sobre todo el primero, aunque en este play off el que toma protagonismo entre los colegiales se llama Francis Alonso, autor de 53 puntos en los dos últimos partidos. El costasoleño fue el detonante de la victoria estudiantil en el WiZink Center y en San Pablo se convirtió en el único foco goleador de su equipo, que perdió el hilo ante un Betis mucho más enérgico, intenso y mentalizado, sin altibajos pronunciados en su juego. . Del primero al segundo juego, Joaquín Rodríguez y Polanco sintieron mucho el esfuerzo y se vieron negados. El uruguayo sumó 35 minutos este viernes, mucho, frente a los 16 del dominicano. Buena parte de las posibilidades del Betis de volver a competir de la misma forma depende del estado físico de ambos.

  • Real Betis Baloncesto: Faggiano (1,88, 21); Joaquín Rodríguez (1,94, 14); Dedovic (2,03, 16); Almazán (2.00, 10); DeBisschop (2.06, 44) -posible quinteto inicial-; Polanco (1,93, 4); Pablo Marín (1,90, 6); Hanzlik (2,00, 8); Domènech (2.08, 12); Berzins (2,13, 24); Fevry (1,90 93).

  • Movistar Estudiantes: Invernada (1.80, 2); Leimanis (1,90, 44); Solo (1.93, 5); Murphy (2,06, 11); Larsen (2.08, 13) -posible quinteto inicial-; Dee (1.83, 1); Nzosa (2,10, 3); Sergio Rodríguez (2.03, 4); Ferrando (1,86, 9); Francisco Alonso (1,90, 10); Cáffaro (2,16, 19); Carlos Suárez (2.03, 43).

  • Árbitros: Rial Barreiro, Lezcano, Ávila Zurita.

  • Hora y TV: 18.00 horas. Movistar Deportes 4 (marca 191) y app LaLiga Plus (pago, premium).

el sexto hombre

El equipo aumenta su rendimiento en San Pablo. Es innegable. Se siente protegido aunque las cifras de asistencia, y es lógico, distan mucho de las vividas en los mejores momentos de este club. Al Betis Baloncesto le da igual, agradecido con su gente, en comunión con cada uno de los valientes que le han acompañado en esta apasionante aventura que sigue escribiéndose. El club ha hecho una convocatoria para llenar el pabellón (los socios entran gratis y cada uno de ellos puede adquirir dos entradas gratis) a pesar de que el partido casi coincide en horario con el Betis Deportivo y el Betis Féminas. Pero la ocasión, y sobre todo el equipo, merecen ese estímulo extra.

Será la última cita de la temporada en San Pablo, pase lo que pase no habrá más, gane o pierda, pero el Betis volverá a darlo todo para repetir la hazaña del viernes. Sí, la escritura. Cada victoria de este equipo en el play off lo es. Un bocado del pastel de lo inesperado que sube la presión sanguínea de tu rival. Estudiantes, que nadie se deje engañar, sigue siendo el favorito para llegar a la Final Four. El viernes patinó y hoy el Betis debe encontrar la fórmula para derrotarle de otra manera pero sin traicionarse, siendo fiel a su identidad. A ese deseo incontenible de alcanzar metas que a priori parecen muy lejanas de su alcance.