sábado, junio 22

Victoria vital del Espanyol ante el Oviedo en la lucha por el ascenso

Esta fue otra final (la enésima) para los hombres de Manolo González. tambien fue para el Real Oviedo. Quien ganara daría un paso de gigante en la carrera por disputar el play-off. El conjunto asturiano puso en serios aprietos a los barceloneses en varios tramos del partido. Luengo marcó primero, Braithwaite empató de penalti y Cabrera dio la victoria a los locales. Esta victoria perica llega después de mes y medio sin sumar tres puntos y deja al conjunto barcelonés a cuatro puntos del segundo puesto y seis por encima del séptimo.

El elevado número de bajas obligó a Manolo González a presentar novedades en el once. Pere Milla y Keidi Baré Salieron por culpa de los lesionados Jofre Carreras y Gragera. Además, el canterano Antoniu Roca también fue titular, dado que Nico Melamed fue expulsado la pasada jornada en Valladolid. El Real Oviedo salió mucho mejor en el partido. En el primer minuto de la reunión, Masca marcó de cabeza, pero la acción fue invalidada por fuera de juego. Los visitantes salieron mucho más intensos y ofensivos, y en apenas 15 minutos de partido habían conseguido sumar un gol anulado y dos ocasiones clarísimas (una de Dani Calvo en el minuto 12 y otra de Colombatto en el 14).

El Oviedo estaba siendo mucho más peligroso y su rival se lo estaba poniendo fácil. El Espanyol se mostró demasiado impreciso en el centro del campo, regaló demasiados balones y se mostró blando y concesivo en defensa. Con este pretexto, era sólo cuestión de tiempo que los visitantes marcaran. Así, en el minuto 23, Cazorla sacó un córner y Luengo remató de cabeza el 0-1..

Sin embargo, contra todo pronóstico por lo que estaba sucediendo en el campo, El Espanyol empató de penalti. Colombatto pisó a Keidi Baré en el área y el árbitro señaló pena máxima, que convirtió Braithwaite en el minuto 30 (el delantero danés ya suma 21 goles esta temporada). En la jugada posterior al gol, Puado, que tomó un balón en contra y dejó a su equipo en situación de superioridad en la jugada, soltó el balón para Acuosoquien, entre cortes, acabó disparando a un jugador rival, aunque la acción fue muy clara.

Sin embargo, la suerte y la alegría no duraron mucho para los periquitos, ya que Dani Calvo Remató un córner directo a la portería de Joan García. Pero, una vez más, la gracia divina se le apareció al Espanyol y Lax Franco señaló en fuera de juego a Alemao, quien, pese a no tocar el balón en ningún momento, obstruyó, según criterio del colegiado murciano. Brian Olivan y, por tanto, le impide despejar el balón.

La segunda parte empezó igualada y nadie tomó el control del partido. Pasada la media hora de partido, fue el Espanyol quien lo hizo. Los periquitos tomaron posesión y se fueron arriba, pero la indecisión en los últimos metros (ya habitual en el conjunto blanquiazul) les estaba perjudicando mucho de cara a portería.

Con este escenario llegó el ansiado (y muy celebrado) gol para el equipo de Manolo González. En el minuto 63, Milla sacó un córner y Cabrera remató de cabeza para poner dos a uno. Los barceloneses fueron mejores y aprovecharon, a balón parado, para ponerse por delante. Asimismo, minutos después Martin Braithwaite tuvo un disparo claro al ángulo del área que se fue cerca del palo derecho de Leo Román. A partir de ahí, el partido se volvió más dinámico y el Oviedo volvió a tomar el mando. en 75 Juan García Protagonizó un gran ‘start-stop’ para despejar con el pecho un balón en el área. Además, quedó patente lo mucho que sufrió el Espanyol en cada córner del equipo de la capital asturiana, que remató con intención casi todos los saques de esquina que dispuso.

Los de Manolo González estuvieron durante todo el último cuarto de hora bajo la presión del Oviedo, que quería marcar y empatar el partido. Para remediar esta situación y poder sellar la victoria, el técnico de Perico pensó que lo mejor para su equipo era incorporar un lateral y un central, Óscar Gil y Víctor Ruiz, en el lugar de un lateral y un centrocampista, Pere Milla y Aguado. Además, también entró Gastón Valles, por lo que las intenciones del Espanyol eran claras: lanzar balones altos y que el corpulento delantero uruguayo intentara atraparlos sobre la marcha. La verdad es que la táctica de Manolo González Le salió bien porque su equipo acabó ganando el partido, aunque él no se salvó del sufrimiento.

Ahora el Espanyol es cuarto con 65 puntos y está A 4 puntos del ascenso directo. Además, el conjunto perico prácticamente sella la clasificación para el play-off (sacarse un punto en los dos partidos que quedan lo haría matemático). Por su parte, el Oviedo se mantiene sexto y le sigue, a dos puntos, el Sporting.

HOJA DE PARTIDO

Español: Joan García, Omar, Sergi Gómez, Cabrera, Oliván (56′ Rubén Sánchez), Keidi, Aguado (80′ Gil), Antoniu Roca (65′ Bauza), Puado (80′ Gastón Valles), Pere Milla (80′ Víctor Ruiz), Braithwaite.

Oviedo: Leo Román, Viti, Cazorla, Colombatto (77′ Borja Bastón), Dani Calvo, Alemao (86′ Millán), Luengo, Seoane, Masca (65′ Paulino de la Fuente), Pomares (77′ Bretones), Borja S, (65′ Dubasín).

Objetivos: 0-1 Oier Luengo (23′), 1-1 Braithwaite (31′), 2-1 Cabrera (63′).

Árbitro: Lax Franco Salvador (murciano). Amonestó a Colombatto (31′), Antoniu Roca (35′), Oliván (50′).