domingo, junio 16

Talento e historia bética unidos en una misma instantánea

El filial bético casi soñaba con ganar la Copa de Campeones Juvenil el próximo 26 de mayo ante el Atlético de Madrid, disputado en el estadio Enrique López Cuenca de Nerja. El equipo verdiblanco, a pesar de no materializar el buen trabajo realizado en los tramos previos a la final, cuenta con un bagaje positivo en los últimos años al ostentar una serie de estadísticas, entre las que las más destacables son la participación por tercer año consecutivo en la final cuatro de la Copa de Campeones, siendo el único club en lograrlo en esa fecha.

El año pasado el Betis reunió a los campeones de la Copa del Rey 77 para rendirles homenaje y estos han vuelto a aparecer junto a los jóvenes jugadores béticos. El Betis se refiere a esta unión en cómo es tocar la plata con el Real Betis Balompié

Esta generación, reconocible para la afición veterana del Betis y que resuena entre los más jóvenes, destacó por ser la primera Copa de Su Majestad el Rey, en la que se enfrentaron el club verdiblanco y el Athletic de Bilbao. La alineación del Betis estuvo compuesta por José Ramón Esnaola en la portería, Francisco Bizcocho, Antonio Biosca, Jaume Sabaté y Manuel Cobo (capitán) en la defensa. Francisco Javier López, Sebastián Alabanda, Julio Cardeñosa en el centro del campo y Antonio García Soriano, Alfredo Megido y Antonio Benítez en la línea de ataque. El entrenador del equipo campeón fue Rafael Iriondo.

El lugar elegido para reunir al Juvenil Bético y a los campeones de la Copa del Rey ’77, los primeros en llegar a las vitrinas albiverdes, fue el restaurante Cambados, situado muy cerca del estadio Benito Villamarín, en pleno centro de Heliópolis.