domingo, junio 16

«¿Ramos? “Creo que no quiere ser parte de un escenario catastrófico”.

Quique Sánchez Flores Ha elegido la madrugada de este miércoles para explicar muchas cosas de su recién culminada etapa en el Sevilla. Apenas unos días después de dirigir al equipo en aquel último duelo contra el Barcelona, ​​el madrileño quiso hablar largo y tendido en COPE sobre varios de los temas más relevantes de la actualidad del Sevilla, como su marcha, el futuro de Sergio Ramos o si considera que el club está fuera de peligro aunque ya esté salvado, en el caso de que pudiera haber descenso la próxima temporada.

«Salgo muy ligero, con el deber cumplido y con la sensación de que he bajado mucho de peso. En el momento en que firmo por el Sevilla asumes una enorme responsabilidad. Siento un peso enorme sobre mis hombros, porque sé cómo es la historia del Sevilla. He vivido esta ciudad. Siento muchas almas en Sevilla. Mucha gente que me vio en la calle o en el hotel me abrazó o lloró. Eso, aunque sean seis… es una responsabilidad muy grande en un terreno muy corto. Un terreno con poco margen de reacción, y en un terreno muy despersonalizado, porque vas a un plan de rescate, y un plan de rescate desnaturaliza a todo el mundo”, admitió en primer lugar el ex entrenador de Nervión.

Sobre Ramos, en el programa nocturno el gran juego Desde la citada emisora, Quique no se mostró del todo optimista sobre el destino del camero el próximo año. Al menos no pinta en Nervión, como puede leer entre líneas Quique Sánchez Flores: «No estoy seguro. Quiere mucho al Sevilla, creo que hay una parte de él que le pide que siga, pero creo que no quiere formar parte de un escenario catastrófico. O intuye que las cosas se harán muy bien, o… Tiene que sentir que las cosas van a ir bien”, reiteró.

En esos mismos términos, Quique aclaró a qué se refería con tan desalentador contexto: «Espero que no (respecto a un posible descenso en el futuro). Los clubes, cuando tienen una cornada como la de este año, al final es un aviso. Estoy convencido de que el destino de los dirigentes es muy diferente al que hemos vivido este año. Y quieren preparar otra ideología que no tiene nada que ver con este. Ahora, están sujetos a ciertas condiciones: masa salarial… que les llevará a tomar decisiones difíciles.

Preguntado por el ‘divorcio’ con Iván Rakitic, el técnico lo contó de la siguiente manera: «Fui muy directo con Iván. Cuando llego tengo dos conversaciones con Iván en el campo después del entrenamiento, donde me da su punto de vista sobre el recorrido de la temporada, lo cual le agradezco, porque me da su punto de vista. Cuando jugamos un partido muy importante de Copa del Rey contra el Atlético, a partido único, él entró en el minuto 55 y terminamos 1-0. Al día siguiente viene a mi consulta, y muy educadamente y con mucho respeto me dice: “Señor, veo que no cuenta conmigo y es mejor que lo sepa”. Y le dije: «No, yo sí cuento, pero no veo a ningún jugador que esté en un momento extraordinario, tú tampoco, y ahora mismo para mi depende: A veces jugarás al principio, a veces a la mitad, a veces al final. Lo que sí te pido es que me ayudes como capitán. Ayúdenme porque es una situación en la que vamos a necesitar la tutoría de las personas más sabias, o al menos de las que tienen más experiencia. Bueno, salió de la oficina, meditaba, y al día siguiente, en mi oficina, me dijo que los jugadores teníamos que reconocer cuando ya no estamos por ciertas cosas, y creo que debería irme. Bueno, respeto absoluto, es tu decisión. Y la gente tiene que saberlo”, concluyó.