viernes, mayo 24

Javier Aznar: Días perfectos



Bocetos y rayones

“Se ha visto de todo en el Bernabéu, pero no a Bellingham, un veinteañero con alma de veterano, ni un centrocampista con 20 goles por temporada, ni un bailarín de claqué encerrado en el cuerpo de un estibador”

Bellingham me tiene preocupado. Parece demasiado perfecto. Es joven, trabajador, fuerte, simpático, educado, alto, guapo, responsable, abnegado, competitivo, familiar y generoso. Incluso él sabe encajar noblemente cuando un rival le lanza una llave inglesa. No suelo encontrar este dechado de virtudes en un fichaje…

Límite de sesión alcanzado

  • El acceso al contenido Premium es abierto por cortesía del establecimiento en el que te encuentres, pero ahora mismo hay demasiados usuarios conectados a la vez. Inténtelo de nuevo después de unos minutos.


Intentar otra vez



Has excedido el límite de sesión.

  • Sólo puedes iniciar tres sesiones a la vez. Hemos cerrado la sesión más antigua para que puedas seguir navegando por el resto sin límites.


Sigue navegando


Artículo solo para suscriptores