domingo, mayo 19

Gran Osobor, millonario, estudiante de criminología y estrella oculta de la canasta española

España ha perdido el ‘feeling’ con el baloncesto americano, y la etapa de nuestros jugadores más ilustres en la NBA se ha convertido en un magnífico recuerdo, como los hermanos Gasol, ambos campeones, y deportistas tan conocidos como José Manuel Calderón, Rudy Fernández y Ricky Rubio. Sin embargo, actualmente es Santi Aldama el único representante nacional con un lugar asegurado en la mejor liga de baloncesto del mundo, un canario importante en la rotación de los Memphis Grizzlies. El vacío es palpable, ya no hay estrellas españolas al otro lado del Atlántico como las había antaño, pero en los últimos años se ha creado una nueva generación que puede recuperar el entusiasmo de nuestro país por la canasta americana.

Juan Núñezexjugador del Real Madrid, Izan Almansachico de oro del equipo inferior, o Baba Miller, otro fenómeno de la cantera blanca, aparecerá casi con toda seguridad en el próximo Draft de la NBA, que se celebrará el 27 de junio y donde los jóvenes talentos podrán ser elegidos por una de las 30 franquicias de la liga. Todos los atletas probados que, sin embargo, no tienen la reputación de Gran Osoborun tudelano de 21 años, que cuenta con unos parámetros físicos de 203 centímetros y 105 kilos, y que acaba de convertirse en el jugador mejor pagado de la liga universitaria de Estados Unidos (NCAA).

El pívot español realizó una gran última temporada en su anterior equipo, Utah State, con el que incluso llegó a los playoffs por el título (‘March Madness’) en parte gracias a sus 17,7 puntos, 9 rebotes, 2,8 asistencias y 1,4 tapones por partido. . Por eso los ‘Huskies’ de Washington, oriundos del estado de Oregón, no han dudado en desplegar su chequera para que Osobor juegue con sus colores su última temporada universitaria, antes de dar el salto definitivo a la NBA. Dos millones de dólares (1,85 millones de euros) es la cifra histórica que recibirá el jugador en la campaña 2024-25.

El nuevo rumbo de su carrera no responde sólo a una cuestión monetaria, ya que el navarro también se mueve porque el nuevo entrenador de los ‘Huskies’ es Danny Sprinkle, el hombre que lo dirigió este año. Bajo su tutela Osobor se ha convertido en una estrella, y cuando su profesora decidió mudarse a Seattle hace unas semanas, el deportista la siguió como la más comprometida de los alumnos. Ahora, antes de su salto a la élite, compartirán vestuario por última vez.

La infancia en Tudela

Aunque ahora está en la cresta de la ola, los orígenes de Osobor son muy humildes. Sus padres, ambos nigerianos, llegaron a España como cualquier otra familia buscando un futuro mejor. Mientras el padre era taxista en Tudela, su mujer se dedicaba al cuidado de personas mayores. Y fue poco después cuando nació el pequeño Great, que significa ‘grande’ en inglés, y lo empujaron a jugar al baloncesto para que su adaptación con el resto de niños fuera más llevadera.

Se inició siendo muy joven en Génesis e incluso la Federación Navarra le reclutó posteriormente para competir en diversas competiciones comunitarias en edad cadete. Pero por motivos laborales, su familia se mudó a Inglaterra cuando él tenía 15 años. En la localidad de Bradford destacó, llamó la atención de los ojeadores estadounidenses y en 2021 ya jugaba en la Universidad de Montana, donde inició estudios en Criminología que aún continúa. Pese a todo, regresa cada verano a Navarra de vacaciones y siempre ha tenido el sueño de representar a España al máximo nivel. Quizás ahora que es una estrella universitaria, el sueño esté cada vez más cerca de hacerse realidad.