martes, junio 25

El Tribunal de Apelaciones de Georgia suspende la mayoría de los procedimientos en el caso de la elección de Trump

El Tribunal de Apelaciones de Georgia suspendió el miércoles el caso penal por interferencia electoral contra el expresidente Donald J. Trump hasta que un panel de apelaciones pueda resolver la cuestión de si el fiscal de distrito del condado de Georgia, Fulton, debería ser descalificado para continuar con el caso debido a un conflicto de intereses.

En una orden de una página, el tribunal dijo que cualquier decisión a nivel del tribunal de primera instancia con respecto a Trump y otros ocho acusados ​​que apelaron una decisión que permitía a la fiscal Fani T. Willis permanecer en el caso estaba “suspendida”. pendiente del resultado de estas apelaciones.

A principios de esta semana, el tribunal de apelaciones fijó una fecha tentativa para los alegatos orales el 4 de octubre. Los expertos legales esperan que las apelaciones tarden meses en resolverse.

La orden fue otra mala noticia para los críticos y opositores de Trump, que esperaban que fuera juzgado en Georgia antes de enfrentarse al presidente Joseph R. Biden en las elecciones generales. Trump y varios de sus aliados fueron acusados ​​en Georgia el verano pasado en un amplio caso de extorsión que los acusó de intentar revertir su derrota electoral de 2020 en ese estado.

Pero el caso se descarriló a principios de este año con la revelación de que Willis había tenido una relación sentimental con un abogado que había contratado para manejar el caso.

Los abogados defensores argumentaron que la Sra. Willis y todo su cargo deberían ser descalificados, pero el juez presidente, Scott McAfee del Tribunal Superior del condado de Fulton, le permitió permanecer en el cargo. La defensa convenció con éxito al tribunal de apelaciones estatal para que escuchara una apelación previa al juicio de la decisión del juez McAfee.

Además de Trump, entre quienes apelan la decisión de descalificación se encuentran Rudolph W. Giuliani, ex abogado personal de Trump, y Mark Meadows, quien era el jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump en el momento de las elecciones de 2020.

La semana pasada, Trump fue condenado por 34 cargos en un tribunal de Nueva York por falsificar registros para encubrir un escándalo sexual. Está previsto que sea sentenciado en ese caso el 11 de julio. No se ha fijado ninguna fecha para el juicio en Georgia. Tampoco se han fijado fechas de juicio en los dos casos penales federales contra Trump, en Florida y Washington, DC. Ambos casos también se vieron frenados por intensas escaramuzas legales.

Anthony Michael Kreis, profesor de derecho en la Universidad Estatal de Georgia, señaló que la Constitución de Georgia exige que el tribunal de apelaciones se pronuncie antes del 14 de marzo. De no ser así, afirmó, la decisión del tribunal de primera instancia se mantendría.

Incluso después de que el tribunal de apelaciones decidió escuchar la cuestión de la descalificación, el juez McAfee avanzó en otros aspectos del caso y celebró audiencias sobre otras mociones previas al juicio presentadas por el acusado. Pero ahora gran parte de ese trabajo quedará congelado.

Quizás lo más importante es que la suspensión del miércoles significa que el juez McAfee no podrá pronunciarse en este momento sobre una moción presentada por Trump argumentando que se le debería conceder inmunidad presidencial frente a demandas en Georgia. Los abogados de Trump presentaron un argumento similar en su caso en Washington, D.C., en el que fue acusado de conspirar para derrocar la democracia y permanecer en el poder después de su derrota en las elecciones de 2020.

Se espera que la Corte Suprema de Estados Unidos se pronuncie sobre la cuestión de la inmunidad en las próximas semanas. Pero ahora, dijo Kreis, el juez McAfee no podrá pronunciarse sobre la cuestión de la inmunidad en Georgia durante meses.

“Si su fallo sobre esta moción desencadena una nueva ronda de apelaciones”, dijo Kreis en un mensaje de texto, refiriéndose al juez McAfee, “Trump podría encontrarse con una suspensión procesal que le daría tiempo hasta un juicio en 2026 en este tasa. »

La nouvelle de cette suspension a ravivé les critiques selon lesquelles Mme Willis, une démocrate briguant actuellement un second mandat de procureure, avait mal géré l’affaire la plus importante de sa carrière et l’une des poursuites pénales les plus importantes de l’histoire Americana.

“Simplemente apuñaló el caso justo en el corazón”, dijo Clark D. Cunningham, experto en ética jurídica y profesor de derecho en la Universidad Estatal de Georgia.

Sin embargo, la decisión de la Corte Suprema en febrero de escuchar la cuestión de la inmunidad (y el hecho de que los magistrados aún no han emitido un fallo) también hizo poco probable la posibilidad de un juicio en Georgia antes de las elecciones. Y otras mociones de la defensa antes del juicio podrían haber terminado provocando retrasos similares.

Un portavoz de la fiscalía declinó hacer comentarios el miércoles.

Además de Trump, Giuliani y Meadows, entre los que apelan se encuentran Michael A. Roman, exfuncionario de campaña de Trump; David J. Shafer, exjefe del Partido Republicano de Georgia; Robert Cheeley, exabogado de la campaña de Trump; Cathy Latham, votante de Trump en Georgia 2020; Jeffrey Clark, ex abogado del Departamento de Justicia; y Harrison Floyd, exlíder de un grupo llamado Black Voices for Trump.