viernes, mayo 24

El multimillonario ruso Oleg Boyko reclama las acciones de los estadounidenses en el Sevilla FC

El movimiento se origina tras el impago de un préstamo por parte de 777 Partners, que se plantea abandonar sus inversiones en el fútbol

El duro empresario Oleg Boyko

El famoso ‘Americanos’ del Sevilla FC puede que no lo sean tanto y más bien tengan su vínculo de poder en un multimillonario ruso. Una vuelta de tuerca más, sin duda, a la extraña situación accionarial de este grupo desde su entrada en la sociedad de Nervión. El conglomerado americano 777 sociosActualmente aliado del expresidente José María del Nido Benavente en la batalla por el control del Sevilla FC, ha sido noticia en las últimas semanas por diversos impagos y deudas por las que se plantea abandonar sus inversiones futbolísticas, entre ellas la del Sevilla FC.

777 Partners posee alrededor del 10% del capital social del Sevilla FC. El origen y método utilizado para aquella original compra de acciones del Sevilla FC por parte de este grupo ha sido desvelado ahora por los periodistas británicos Paul Brown y Philippe Auclair, quienes informan que El multimillonario ruso Oleg Boyko Fue él quien hizo un préstamo a 777 Partners para que llevaran a cabo la operación de compra de acciones del club sevillano.

Sin embargo, la complicada situación económica en la que se encuentra ahora el grupo americano ha provocado, según estas fuentes, que la deuda con Boyko no haya sido saldada, por lo que El propio magnate ruso habría reclamado las acciones como garantía del préstamo. Es decir, pasaría a ser accionista del Sevilla FC… ahora hay que ver cuáles son las intenciones de Boyko con las acciones y a quién las apoyaría o vendería si fuera necesario.

Oleg Boyko fue sancionado por Ucrania, Canadá y Australia en 2022 por sus presuntos vínculos con el Kremlin y Tiene un patrimonio neto (estimado por Forbes) de 1.200 millones de dólares. La operación inicial se habría realizado a través de una sociedad pantalla denominada Nakula Management Limited, ubicada en Chipre. En marzo de 2021, la cantidad que los estadounidenses aún debían pagar a Oleg Boyko era de 9.970.500 dólares y el plazo de pago era hasta agosto de ese mismo año, aunque finalmente fue ampliado.