lunes, mayo 20

Del sueño de Joselu, al capitán Florentino y al crack de época de Tuchel

Joselu se presentó en zona mixta con la misma sonrisa y la misma humildad que ha tenido a lo largo de su carrera y desde que regresó a Madrid el pasado verano. Un traspaso que muchos tomaron a broma, pues la salida de Benzema Iba a ser sustituida por el delantero del Espanyol, un equipo que venía de pasar a Segunda División, y que ni siquiera era imprescindible para la selección. Nueve meses después, el gallego se ha convertido en el héroe del Madrid en las semifinales de la Liga de Campeones. Ya no hay tantas risas.

«No lo sé héroe, pero estoy muy feliz… ¡Te lo puedes imaginar! Ha sido increíble, algo espectacular. Este equipo nunca se rinde. En Madrid, cuando empatas lo que te dicen es que cojas el balón y lo lleves al centro del campo porque hay que ganar. Y con el 1-1 lo sentimos. La afición nos empujó y lo hicimos. “Es pura mentalidad del Real Madrid”, reflexionó el número nueve. Madrid con el ’14’ en la espalda.

«Joselu es un reflejo fantástico de lo que es esta plantilla. Un jugador que ha aportado mucho esta temporada, aunque no ha contado con demasiados minutos. Nunca ha perdido la confianza y siempre ha pensado que podía aportar”, analizó. Anceloti en la sala de prensa.

El italiano se fundió en un emotivo abrazo con el gallego durante la celebración de la victoria, una imagen que muestra la comunión entre técnico y plantilla. Con el doblete de anoche, están 17 goles, una cifra muy alta para un delantero suplente. Recuerda el mejor Morata del Madrid, el de la temporada 2016-2017: «Uno siempre sueña con este tipo de actuaciones (risas). Mira, ni siquiera mis hermosos sueños son del tamaño de los de hoy. Creo que hoy mi esposa no me va a decir nada si le digo que este día es tan importante como el nacimiento de mis dos hijos.

Kane, desde el banquillo rival

La casualidad quiso que, al mismo tiempo que Joselu se convertía en el futbolista milagro de esta nueva remontada del Madrid en la Champions, Harry Kane veía su doblete desde el banquillo. El primero llegó por el adiós de Karim, pero también por los 100 millones que el Tottenham pidió por el inglés en verano. El destino futbolístico, siempre voluble, volvió a darle la razón al Madrid. El Madrid de Florentino, como él lo definió Anceloti: «Hay un capitán que se llama Florentino Pérez y todos somos marineros, pero del mar no hablamos. Florentino es un presidente fantástico y ha sabido crear esta fantástica generación de futbolistas»

Una generación que no para de crecer y hacer historia, tanto que hasta el propio Ancelotti se ha mostrado sorprendido con esta temporada: «No me esperaba esta temporada porque hemos tenido muchos problemas, lesiones de larga duración, también lesiones de Vinícius, Bellingham, Camavinga… Y nunca nos hemos quejado. El equipo ha utilizado los problemas como incentivo. Han tenido una temporada que nadie esperaba. Yo tampoco. Llegar a la final de la Liga de Campeones ya es un éxito, pase lo que pase”.

Del lado bávaro, quejas amargas y altisonantes. El gol anulado a De Ligt en el minuto 96, que en realidad no fue anulado porque el asistente levantó primero la bandera, hizo estallar a la afición muniquesa: “Todos conocemos las reglas. Si el fuera de juego no está claro, hay que dejar que se desarrolle el partido. “Ha sido una pena”, afirmó el holandés. Tuchel Fue aún más duro: «Tener los cojones de izar la bandera en esa situación es un error muy importante. No hubiera sucedido al revés. “Los árbitros en estos partidos tienen que ser los mejores y las disculpas no valen (por las que el asistente le dio a De Ligt)”.

Ancelotti no se mordió la lengua al responder a Thomas: «El asistente levanta la bandera, el árbitro hace sonar su silbato y paramos. Puede que no estuviera en fuera de juego, pero lo que está claro es que pitó. Ellos se quejan de ese gol y nosotros del otro que nos anularon, porque Kimmich se lanza delante Nacho. Este árbitro ha pitado una final de un Mundial…”