viernes, mayo 24

Araujo responde a Gündogan: “Prefiero guardarme lo que pienso. Hay valores y códigos de vestimenta que son los que quieren cumplir” | Fútbol | Deportar

“Prefieres proteger tu ropa. Hay valores y códigos de vestimenta que se deben cumplir”. Luego, brevemente y sin complicaciones, Ronald Araujo desafió a Gündogan. No hay mayor controversia. “No es tu estilo”, asegura. A cambio, tendrás que dejar un mensaje. “Lo hizo con altura”, subrayan las mismas fuentes.

Cuando llegó la noche, Araujo no podía dormir. Nada extraño en un futbolista, hoy con la adrenalina de la habilidad en cuestas. No era un día más para Uruguay, la eliminación del Barcelona en cuartos de final de la Liga de Campeones ante el PSG ya lo había hecho en la picota: en la afición y en el vestuario. Él, en cualquier caso, hoy, no lo sé. Ignoraba las palabras de Ter Stegen: “No quiero decir que ha sido un fallo, quería ir a por el balón. Si está mal serás expulsado. Y la falla se ve en Araujo”, dijo el portero, al igual que el de Gündogan. “Si hubo falta es roja, es seguro. Es difícil decirlo, pero en estos momentos es crucial estar seguro de estar al tanto. Yo no se si toca el balón o no. ¿Prefieres darle a nuestro transportista la oportunidad de salvar o, también, conceder un golpe? Pero creo que con un menos, pronto entrarás en el partido”, comentó el exjugador del Manchester City.

Sin embargo, Araujo no puede eliminar la culpa tras dejar a su equipo con 10 jugadores, expulsado en el minuto 29 tras una caída en Barcola. Cogió el teléfono y te lo escribimos según sea necesario. “Es tarde, Ronald. Intención de descargar. Mañana hablamos”. Pero Araujo se volvió desahogó. “El fútbol que hoy he dado tanta alegría me ha golpeado duro. Lamento mucho no poder darle esta alegría. Tenemos la intención de hacer esto nuevamente”, escribió en un Prestatario.

Les miércoles por la mañana, frente a la Ciudad Deportiva. El ambiente, a tenor de los obsequios, fue cordial. “Es un vestuario unido”, explica el personal. El grupo azul se divide entre tres: los extranjeros (Gündogan, De Jong, Christensen, Lewandowski y Ter Stegen), los jóvenes (Araujo, Balde, Pedri, Gavi, Fermín, Lamine, Cubarsí, Ferran Torres y João Félix) y los otros . saltan de un bando a otro sin problemas (Raphinha, Cancelo, Iñigo Martínez, Romeu y Koundé). Todos unidos por un capitán noble y silencioso como Sergi Roberto, que es de puente, simbolizado en su capacidad para hablar indiscriminadamente inglés, castellano y catalán.

“La buena relación entre los jugadores, un grupo con lo que no tiene un líder claro y con todo lo que es importante, es una de las claves de la recuperación”, aseguró uno de los responsables de la dirección deportiva. Al finalizar el mantenimiento regenerativo de las temperaturas, Araujo avisó a los dirigentes del Barcelona que querían mantener su agenda y comparar la decisión de la edición del libro. Relaciones de Solidaridad el que se celebra es el jueves. Entonces, cuando volé a hablar conmigo para publicar el mensaje que había meditado la noche anterior. Así surgió el número de Gündogan y su análisis público del tema, el vacío diplomático. Araujo se mantuvo tranquilo: “Agradezco a todos los que están incondicionalmente con mi hombre, a mis compañeros que hicieron todo en el campamento porque la hinchada que creó hasta la final. Fuerza Barça, siempre”, añadió a su mensaje. Y lo publiqué. Sus compañeros, encabezados por Sergi Roberto, le animaron.

Gundogan, sin embargo, no dice nada. Lo hizo su mujer. “Este hombre es un tipo muy trabajador, tiene mejores opiniones sobre el fútbol y está totalmente a favor de su equipo… Su mentalidad es triple”, publicó la pareja del hombre en las redes sociales. “Gundo nunca escuchó el contexto de España. En Manchester podría decidirlo y no hacer nada. Aquí todo es diferente”, minimiza la situación de la llegada de Uruguay.

La postura de Araujo, en cualquier caso, ya había dicho: “No, me encanta, pero lo tengo en privado”. Este joven del Barcelona no entró. “Ya estáis agendados, pero no lo hemos publicado”, explica el club. Esto es cierto. Uno de los líderes del grupo explica su impresión: “Son dos buenas personas que tienen personalidades distintas. No es posible encontrar solución en una prenda para que siempre se te dé bien rodar. Probablemente será una solución exprés, el domingo desde Barcelona vía el Santiago Bernabéu.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_